Kurt Cobain, el ‘plateau’ del petróleo y el precipicio tras él


Leyendo el siempre interesante blog del Profesor Pedro Linares (añadanlo a sus favoritos desde ya) menciona un artículo de Daniel Yergin, publicado en el Wall Street Journal hará unos quince días, que ha generado tanta polémica como vocerío. En momentos de tanta incertidumbre, titular lo que sea sobre el petróleo como “There will be oil” resulta casi una provocación. Yergin, al mando de IHS CERA una relevante consultora en temas energéticos, escribió hace unos 20 años uno de los libros más exhaustivos y comentados que se hayan escrito sobre el petróleo, su historia y la turbia geopolítica detrás:  “The Prize: The Epic Quest for Oil, Money, and Power“. El libraco (porque son 800 páginas), ganó el premio Pulitzer en 1992 e incluso hay un documental muy entretenido basado en él, que se puede ver en trocitos por Youtube.

La gracia del artículo es que Yergin pone en duda las tesis del “peak oil” (no voy a usar el término “niega” por razones obvias). Además, critica a los que han ido pronosticando momentos pico sucesivamente sin éxito (“This is actually the fifth time in modern history that we’ve seen widespread fear that the world was running out of oil“), y sus apocalípticas visions (“They warn that ‘an unprecedented crisis is just over the horizon.’ The result, it is said, will be ‘chaos’, to say nothing of ‘war, starvation, economic recession, possibly even the extinction of homo sapiens’.“). De todo eso en este blog se ha hablado bastante…). Reduce la teoría del peak oil a la descripción de la melopea de fin de semana de un “beer-drinker” cualquiera: “The glass starts full and ends empty, and the faster you drink it, the quicker it’s gone“. Campbell, el del Oil depletion Protocol, también pilla. Alguna castaña le suelta también a Hubbert por tecnócrata. Buen rollito.

Pero lo interesante es que Yergin plantea un escenario alternativo para el crudo: el “plateau” (o sea la meseta). En esa visión, el mundo seguiría consumiendo petróleo durante décadas (insinua 50 años) de forma más o menos constante, sin excesivos problemas, y con cada vez más peso del petróleo no convencional. Según Yergin la decadencia no vendría de la escasez sino de una mayor eficiencia en el uso y, se sobreentiende, de propuestas energéticas alternativas. “Just in the years 2007 to 2009, for every barrel of oil produced in the world, 1.6 barrels of new reserves were added“, dice ufano. Cornucopiano a tope, aporta cifras, datos, gráficas y estadísticas para soportar la tesis. Lo resume en tres: 1 trillón de barriles extraidos hasta la fecha; 1,4 trillones accesibles y viables económicamente y 5 trillones localizados, y un aumento del consumo del 30% desde 1980. Todo ello en un mundo de 65 trillones de dolares de PIB al año, que consume unos 90 millones de barriles al día en 2010 y que podría consumir unos 110 millones en 2030 (todos en trillones americanos, o sea billones españoles).

¿Habrá petróleo, realmente? ¿Tiene razón Yergin? en algo sí, pero con muchos “peros,” usando sus palabras. Es casi seguro que existen reservas en el subsuelo muy superiores a las probadas y probables (las 1P y 2P en el argot petrolero). Y no sólo de petróleo: carbón, gas natural…  ¿Límites? BP ya ha perforado a 10.000 metros de profundidad para extraer crudo, Shell es capaz de extraer petróleo del fondo del mar atravesando casi 3.000 metros de lámina de agua, Exxon tiene sondeos a 11.000 metros de profundidad… En otras palabras, las limitaciones geológicas no son el reto. El reto es el aumento continuado de la extracción a un coste razonable. Efectivamente, el descubrimiento de nuevos yacimientos comporta la necesidad de nuevas inversiones y personal cualificado; necesidades de capital en el upstream que la AIE estima en unos 6 trillones de dólares hasta 2030… ¡¡¡pero es que el 75% deberían realizarse en países no-OCDE!!! (¿Queda más claro ahora lo que hacen los chinos en África?). Oigan, vuelve la OPEP a tope. El crudo será controlado (¿60%?) por un cártel formado por países off the track del espacio comercial industrial: las National Oil Companies de Arabia Saudi, Iraq, Kuwait, Irán, Venezuela, Emiratos, México, Lybia y Nigeria… y luego los rusos. Tiene pinta de todo, menos de barato o de fácil. La AIE establece para 2030 un valor en de entre 240 y 160 dólares cada barril en valor nominal.

O sea que sí que hay “plateau“; más o menos se le ve en la gráfica de la AIE anterior, donde en 2006 se llega al peak, lo único que no habría bajada; de ahí el plateau. Pero lo que no parece sencillo es evitar el significado real del peak oil: costes marginales (o sea, de nuevas extracciones) en niveles similares a los costes medios. No tiene esa pinta. Porque no se trata de agotamiento sino de dificultad progresiva. Así de sencillo. Como dice el maestro Mariano Marzo: “el problema no está en la barrica sino en el grifo”. Todo ello sin considerar los costes de refino y el poder energético final, que también van al alza. Efectivamente, el peso de los llamados “líquidos de gas natural“, “arenas asfálticas“, “biocombustibles“, “X-heavy crude“,… en definitiva el petróleo no convencional va al alza. Y se trata de sustancias de elevado coste de transformación y refino (lo que sería el coste neto de transformación energética o EROEI). Así que detrás del “plateau“, que durará lo que dure, se encuentra el precipicio de los costes marginales crecientes. Mucho van a tener que cambiar las cosas para que este escenario de costes al alza no se cumpla. Ojalá Yergin tenga razón y no nos despeñemos.

Con todo este rollo, me ha venido a la cabeza una canción de los Meat Puppets que cantó el gran Kurt Cobain con Nirvana en su “MTV Unplugged in New York” y que grabaron en el 93. La canción se llamaba “Plateau” y decía algo así como:

Many a hand has scaled the grand old face of the plateau
Some belonged to strangers, some to folks you know
Holy ghosts and talk show hosts are planted in the sand
To beautify the foothills, and shake the many hands
nothing on the top but a bucket and a mop
And an illustrated book about birds
See a lot up there but don’t be scared
Who needs action when you got words

Pues eso, que para qué hacer nada si nos podemos dedicar al charloteo, ¿no? A ver quién le pone el cascabel al gato. Dí que sí, Kurt.

P.S.: y por si alguno se quedó con ganas de algo más, ahí va “Aneurysm“. Indicada ¿no?

Anuncios

Acerca de David Ruyet

David Ruyet (Barcelona, 1970) is an Industrial Engineer by the UPC and MBA by ESADE Business School and Ph.D (c) in Economy. All his professional career has been devoted to solve problems in the energy sector, starting with renewables in 1995, and currently lives in Buenos Aires (Argentina). Blogging at www.davidruyet.net is an opportunity to share opinions about current topics regarding to energy and economy.
Esta entrada fue publicada en Economy y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Kurt Cobain, el ‘plateau’ del petróleo y el precipicio tras él

  1. Pingback: ¿Por qué está tan caro el petróleo si hay menos demanda? | el blog de David Ruyet

  2. Pingback: ¿Petróleo abundante y a 70 dólares? Otro artículo del que (casi) todo el mundo habla | el blog de David Ruyet

  3. Pingback: Sobrevivir en la era de los picos: también hay un “peak fish” | el blog de David Ruyet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s