Porqué no me convence el coche eléctrico (aún)


La apuesta por el coche eléctrico tal y como está concebida hoy en España sería algo muy cercano a lo que se denomina un born loser. Como decía el filósofo… ¿Por qué?

  • Porque el almacenamiento en baterías no permite grandes autonomías, lo que modifica fuertemente los esquemas actuales de movilidad; es preciso invertir en nuevas infraestructuras de recarha, en un momento en que escasea la inversión. Hay que pensar en autonomías de 100 km, y no de 500 km como ahora, y no sólo para vías rápidas. Se habla de que habrá recarga rápida en el 2018 (si no, a esperar 6-8 horas en monofásico o cambiar baterías) o que el Tesla Roadster ya tiene más de 480 km, pero ¿a qué coste?

  • Porque es preciso reforzar la red eléctrica de distribución urbana e interurbana; es decir, la de las distribuidoras en media y baja tensión que, precisamente, no se han destacado por invertir en la red. De hecho, la extensión de acometidas para nuevos suministros se cobra por adelantado. No es muy halagüeño. Además, hay propuestas que apuestan por obligar a la recarga doméstica nocturna y en garaje (para desplazar el consumo a las horas valle) o no hay coche. Más dinero. Lo de los puntos de carga de los ayuntamientos es, simplemente, pornografía.
  • Porque ignora el mercado sustitutivo de coches híbridos: ¿alguien oye hablar de ellos?; están probados, los precios están en orden con los 100% fósil, reducen el consumo 40-50% ¿Por qué los bypassan? Obama plantea como principal apuesta en el terreno de la movilidad, la apuesta masiva por los coches híbridos: 1.000.000 de automóviles en 2015. El 90% de demanda mundial es americano, cuyos fabricantes locales no tienen patentes y les importa un bledo. Igual que sólo HONDA y TOYOTA tengan gama comercial madura (el resto no se decide) pesa mucho entre los lobbys del automóvil europeo.
  • Porque se trata de complementar y no de sustituir; por tanto, determinadas estrategias son erróneas. Se tratará de conseguir una cierta cuota (¿5%? ¿10?); o sea, lo mismo que los híbridos que no precisan de inversiones tan exageradas y sin uso alternativo (electrolineras). A los taxistas, que saben un huevo de ahorro energético, no ha habido que convencerlos para cambiarse a los híbridos con agresivas campañas de marketing. Simplemente, ven que consumen menos y se cambian (4 litros/100 km… ¡en ciudad!)
  • Porque es carísimo; por ejemplo, el Zoe de Renault cuesta un 30-40% más que el equivalente (Clio); obviamente sin sus prestaciones de tracción motora. Se habla de sobrecostes medios del orden de 10.000 US$ por vehículo; aquí abajo una comparativa de EXXON MOBIL que habla de un 65%. Ya es eso.

  • Porque no resuelve el tema de las emisiones; simplemente las deslocaliza asociando de forma global las emisiones al país, y sus inmisiones (polución) al entorno de las centrales eléctricas. En otras palabras no hay polución aquí, pero sí contaminación donde caiga la central eléctrica de turno.
  • Porque no da salida al parque automóvil a sustituir: ¿quién se quedará los coches viejos? ¿o no los sustituye? difícilmente la flota de renting o alquiler apostará por ellos (los que más renuevan el parque móvil). Y para su reventa, ya ni pensemos (mercado de segunda mano, reposición de baterías…).
  • Porque obvia los cuellos de botella respecto de las únicas baterías de tecnología madura (ion-litio). Además son carísimas, del orden de 500-1.000 US$/kWh. En esto los híbridos no se lían: utilizan baterías más pequeñas (1-2 kW) que pesan poco (50 kg) y que reducen el consumo sin mejorar la tracción. Los eléctricos con baterías pesan muchísimo más y precisan de muchos kg de batería. Resultado: muy, muy, muy caros. Aquí un paper que evalua la mayoría de costes de componentes según la literatura especializada.
  • Porque industrialmente no es un pull sino un push: hay que dar viabilidad a la industria de automoción actual que hoy aporta el 8,4% del PIB, el 7% del empleo industrial y el 26% de las exportaciones. Las 18 plantas que tienen los 11 fabricantes en suelo español emplean a 70.000 trabajadores y las empresas proveedoras, a más de 245.000. Como para perderlo. Un problemón, vaya; pero el coche eléctrico no corrige las deficiencias estructurales del sector.
  • Porque aumentará la potencia instalada: cuando plantea suministrarse a partir de renovables, lo hace suponiendo que sólo implican 7.000 MW que se esperan se consuman a partir de renovables. Sobre el papel está muy bien (aquí Red Eléctrica lo cuenta de forma clara), incluso hay una tarifa supervalle prevista, pero ¿las horas valle dejarán de ser valle? ¿Perderemos el ahorro?
  • Porque sigue subsidiando; una vez más, la viabilidad del I+D va a depender de la dotación hundida de subvenciones a la industria del automóvil local, de matriz foránea (CITROËN, NISSAN-RENAULT, CHRYSLER-PEUGEOT, VOLSKWAGEN, FORD y GM-OPEL) y que importa (materias primas y componentes) más que exporta (talento). En España es un montón de pasta.
  • Porque las ayudas son ridículas: 590 millones de euros en 2011-2012 y 70.000 vehículos (hoy unos 600), de los que sólo 240 M€ se destinan a ayudas a la compra del vehículo, y que no pueden ni compararse con las del Plan Prever, que duró 8 años hasta final del 2007 y al que se acogieron unos 3.300.000 vehículos; las primeras ayudas eran del orden de 1.000 €/coche (incentivos fiscales al margen), las últimas de 481 € y la patronal del sector consideraba que… eran insuficientes. Pues, imagina para una nueva industria.
  • Porque el parque automovilístico español está bastante renovado: de hecho eso era lo que buscaban el Plan Renove, 2000E y Prever: sacar coches con 15 años de las carreteras y, a la vez, reducir inventarios y stocks. Si bien aún hay una cierta distancia (10 años) con la media de la UE (8,3 años), el escenario actual no es el más indicado, con el 60% de las ventas en coches de segunda mano. ¿250.000 nuevos vehículos eléctricos en 2015? ¿Are you kidding, man?
  • Porque ahora no toca: se trata de financiar una inversión total de 5.000 millones de euros en 5 años (supongamos coches de 20.000 €); eso sin baterías, para una oferta pobre (pocas referencias), inexperta (mecánicos, servicios técnico), inmadura (electrolineras)… ¿Quién puede pagarse uno tal y como están las cosas? ¿Acceso a financiación? ¿Renting? Buf…
  • Pero sobretodo… ¡POR RAZONES FISCALES! La HP (Hacienda Pública, malpensados) recauda en concepto de impuesto especial de hidrocarburos unos 16.000 millones de euros al año (la factura anual es de unos 25.000 millones de euros). El IVA va aparte. Si se traslada esta carga fiscal a la electricidad para automoción, probablemente los números de 1,7 €/100 km que corren por ahí para el coche eléctrico no salgan tan bien ¿o es que alguien cree que se va a renunciar a esa recaudación? ¿por el medio ambiente? Venga, vamos…

Sin desear ningún fracaso al sector (como para más fracasos estamos…), lo cierto es que no parece fácil. Escepticismo total, de momento.

Anuncios

Acerca de David Ruyet

David Ruyet (Barcelona, 1970) is an Industrial Engineer by the UPC and MBA by ESADE Business School and Ph.D (c) in Economy. All his professional career has been devoted to solve problems in the energy sector, starting with renewables in 1995, and currently lives in Buenos Aires (Argentina). Blogging at www.davidruyet.net is an opportunity to share opinions about current topics regarding to energy and economy.
Esta entrada fue publicada en Tecnología y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Porqué no me convence el coche eléctrico (aún)

  1. Jordi Verdés dijo:

    Creo que un primer paso que está siendo desaprovechado es apostar por las grandes oportunidades de trasvase de piezas metálicas a piezas de termoplástico en los vehículos, implicando reducción de peso, y por lo tanto de consumo y disminuyendo el coste vehículo incrementando además las posibilidades de reciclaje.
    Los constructores apuestan por este cambio pero muy lentamente. Purqué? Purque tienen a veces miedo al cambio. Por ejemplo, ya se pueden fabricar pedales de freno de plástico, así es en el Smart me parece, pero…
    Una reducción de peso y consumo ayudaría tanto a los coches convencionales como a los eléctricos, no?
    Si este paso es tan lento, estoy con David en cuanto como va a ser de grande el escepticismo sobre el futuro de los coches eléctricos.

  2. Eva Fernández dijo:

    David, soy tan escéptica como tu respecto al coche eléctrico. Sobretodo porque auque sé que hay algún punto de suministro eléctrico en nuestra ciudad nunca los he visto. Hasta ayer que vi uno, bueno, realmente era un punto de conexión para motos, pero me sirvió para acordarme de tu “entrada”.
    A falta de una foto, intentaré describirlo: en una hilera de plazas de motos, había dos plazas “reservadas”, con un dibujito como el de las plazas para minusválidos, pero en lugar de tener dibujada una silla de ruedas, había la imagen de un enchufe macho, y justo en la acera un poste de FECSA-Endesa, eso sí, todavía en obras.
    Después de verlo, me pregunté: Si alguna vez llegamos a tener los “enchufes” para los coches, ¿será del mismo estilo del que vi para motos? Si es así ¿los pondrán en las zonas azules? ¿Se tendrá que pagar la zona azul y el suministro eléctrico? Teniendo en cuenta el afán recaudatorio de nuestro ayuntamiento, no me extrañaría nada…

    – / – / – / – / –

    Hola David, com va tot? Com suposo que el penjaràs l’he fet en castellà, així serà per a tots el públics. Per si vols anar a veure aquest punt de subministrament, està al costat de La Maquinista. En veiem aviat!!!

  3. Jose Maria Lluis i Rodriguez dijo:

    Buenos dias David, felicidades por el Blog, des de luego que manejas información muy diversa. Te queria hacer un inciso sobre este artículo, no veo ninguna referencia al coche de hidrogeno, el Honda que se comercializa a un precio escandaloso que equipa un deposito de 4 Kg de gas, y una fuell cell de ultima generación tiene una autonomia de 140 km aproximadamente.
    A nivel energético es lógico pensar que se pueda conseguir una red de fabricacion de gas en los momentos valle, y después distribuir este gas a la poblacion en hidrolineras. Este seria un sistema mucho mas sencillo de regular que la conexión directa de los vehiculos eléctricos (que en mi opinión son un verdadero accidente del sistema productivo industrial que no ha entendido bien el problema, ya que ha generado otro).
    Yo lo veo así, españa podria aumentar unos 20.000 MW extra de capacidad renovables (eólica mayormente) paralelamente con una red de hidrogeno. Actualmente el hidrogeno cuesta entre 5 y 6 dolares USA, y sirve para rodar unos 35-40 km.
    En un futuro no muy lejano (10 ños y con un parque productivo eficiente) podriamos estar hablando de un precio aproximado de 3 €, lo que daria un coste a los 100 km de unos 8€, si para ese tiempo, el precio del combustible estuviera en los 2€/l, por ejemplo, los vehiculos convencionales tendrian un coste cercano a los 20 € c. 100 km.
    A mi me convence el coche de hidrogeno, ah y tu blog!

    • David Ruyet dijo:

      Gracias por tus comentarios. Respecto del hidrógeno, entiendo y comparto sus potencialidades pero me parece que hoy tiene aún muchas más dificultades que ventajas. La principal es la infraestructura (que no la paga totalmente el usuario/propietario del coche en el combustible, sino el resto),y obviamente el hecho de disponer de hidrógeno líquido (-253ºC o alta presión) es complejo y a igual relación entre dimensiones vehículo/depósito tiene mucha mayor autonomía. Una realidad en ¿10 años? ¿20 años?. Interesante, pero mucho menos que los coches con gas natural comprimido o los híbridos, para los que no tenemos que esperar nada y cuya inversión en infraestructuras (ya tenemos gasoductos) es infinitamente menor. De nuevo, ¡¡¡gracias por comentar!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s