Gates, Windows y átomos


Bill Gates tejemanejeando sus cosas

Bill Gates me cae gordo. Hace ya unos cuantos años que decidí dejar de tocar sus cacharros mefistofélicos que se reinician constantemente y me pasé a la manzanita. Ahora sólo tengo relación con esos chismes por pura obligación (como me pasa con la guardia civil, por ejemplo). Algo de fashion victim también tengo.

Sin embargo, sobre la Fundación Bill & Melinda Gates tengo otra opinión. Es la mayor fundación privada del Mundo; en 2006 los Gates entregaron 23.000 millones de dólares a la fundación, y en la actualidad dispone de fondos por más de 35.000 millones de dólares. Bill ahora se dedica full time a la Fundación. Me alegro.

Pues uno de los proyectos estrella de la Fundación es… ¡tachán! ¡¡¡La energía nuclear!!! Pues sí. Gates (o los Gates) convencidos de que el mundo necesita de energía impulsa, con otros socios como Toshiba, la investigación de la empresa Terrapower LLC que desarrolla un nuevo tipo de reactor nuclear (aquí el CEO explica como funciona). Es el llamado TWR (Travelling Wave Reactor) incluido en la llamada 4ª generación nuclear (si bien hay otros muchos tipos de reactores en este capítulo: de muy alta tempratura que producirían hidrógeno, supercríticos, de sales fundidas, rápidos refrigerados por gas, sodio o plomo… y el TWR) .

La mayoría de reactores nucleares actuales son (pasando de los rusos) del tipo PWR, BWR o CANDU  (reactores de 2ª generación), que fisionan uranio enriquecido (o sea bombardean núcleos de uranio enriquecido con neutrones para romper los átomos y aprovechar esa enorme energía). Los nuevos diseños de reactores de 3ª generación y 3ª+ (ABWR, System 80+, AP1000 de Westinghouse, EPR de Areva-Siemens, ESBWR de GE, ACR-1000, etc.) que ahora se construyen -y hay algunos ya en funcionamiento-, son más seguros, eficientes, y limpios. No obstante, no significan un verdadero avance tecnológico, sino más bien un follow up. Conceptualmente, el tratamiento del combustible es idéntico a los de 2ª generación.

Actualmente, el uranio debe enriquecerse, en tanto el isótopo fisionable (el buen combustible para la fisión) U-235 es muy poco abundante (el U-238 es el 99,28% del uranio) y debe concentrarse. Este proceso genera muchos residuos (es el llamado uranio empobrecido, que sirve para muy pocas cosas y se almacena como residuo). Y lo mismo el combustible gastado. Aquí el depósito de Paducah, en Kentucky, donde se guardan hasta 70.000 toneladas de residuos nucleares para tomar dimensiones a la cosa.

La ventaja de las tecnologías nucleares de 4º generación es que pueden emplear residuos nucleares como combustible, o emplear otros combustibles menos radiactivos o más abundantes como el torio a partir de nuevos diseños, materiales y la famosa Onda Viajera que localiza la reacción nuclear en una zona del reactor que se va moviendo y “optimiza” la reacción nuclear. La 4ª generación no presenta importantes barreras tecnológicas como la fusión. Se trata de una mayor inversión (de momento en R+D), y de avanzar en las tecnologías de reprocesado de residuos nucleares -sobretodo uranio-.

Aquí podéis ver el video en TED del 2010 con subtítulos en castellano (¿quién no conoce TED?) donde Bill en persona explica el proyecto, y (al loro) reconoce que si pudiese escoger un único deseo escogería, entre todos los posibles, que el TWR fuese una realidad inmediata antes que cualquier otra cosa. Ni una noche con Beyoncé, ni otro peinado, ni unas gafas nuevas, ni la paz en el mundo: el TWR y punto. Di que sí, Bill.

Espero que el TWR no lo diseñen con Windows. Ni el Vista ni el 7.

Anuncios

Acerca de David Ruyet

David Ruyet (Barcelona, 1970) is an Industrial Engineer by the UPC and MBA by ESADE Business School and Ph.D (c) in Economy. All his professional career has been devoted to solve problems in the energy sector, starting with renewables in 1995, and currently lives in Buenos Aires (Argentina). Blogging at www.davidruyet.net is an opportunity to share opinions about current topics regarding to energy and economy.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Gates, Windows y átomos

  1. Luis Muñoz dijo:

    Hola a todos,

    Unos comentarios para abrir boca.

    A mi modo de ver, la fisión nuclear está obsoleta a nivel comercial, dado que riesgo cero significaría inversión infinita, ¿qué empresa en su sano juicio se metería en este embolao? sino que se lo pregunten a TEPCO (propietaria de Fukushima. Esto no significa que el I+D deba paralizarse sino más bien lo contrario, aprovechar lecciones aprendidas del pasado con la fisión para construir un futuro mejor con la fusión.

    El futuro a medio plazo (hasta 2050 aprox.) son las EERR, centrales térmicas de nueva generación (pirólisis, gasificación y gas) todo con el objetivo de mantener los niveles de gases invernadero a niveles sustentables.

    Para este camino hace falta trabajar en otros campos: coches eléctricos, redes inteligentes, eficiencia energética y la economía del H2 (Islandia es un buen ejemplo). NOTA: El mejor ahorro de kWh es el que no se gasta, es decir, el negavatio.

    El futuro a largo plazo (más alla de 2050) es la Energía de Fusión Nuclear junto con renovables y demás tecnologías limpias. Se espera que el ITER (http://www.iter.org/)
    esté operativo para el 2038. A partir de entonces, el hombre dejará de ser su propia amenaza.

    Salu2, Lluis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s